TEXTO Y FOTOS: KARLA GARCÍA/ BITÁCORA SUR

Tuxtla Gutiérrez. Luego de representar el 80 por ciento de los casos COVID19 en Chiapas, autoridades estatales y municipales instalaron un “filtro sanitario”, el pasado 28 de mayo, en el centro de la capital chiapaneca, zona identificada como riesgo de contagio.

Las recomendaciones de la Secretaría de Salud federal que titulan sus campañas, #QuédateEnCasa y #SuSanaDistancia, no han sido acatadas por los tuxtlecos, pues hasta el último corte de ayer, la ciudad registró 528 casos positivos.

El filtro sanitario, que se mantendrá por tres semanas, consiste en la colocación de vallas metálicas sobre las calles y avenidas que rodean los mercados “Juan Sabines” y “Dr. Rafael Pascasio Gamboa”; personal de salud y Protección Civil realizan preguntas de rutina, registro de la temperatura corporal y aplicación de alcohol en gel.

Los locatarios de ambos mercados tuvieron que cargar su mercancía una cuadra más que de costumbre, por lo que se mostraron inconformes y denunciaron que las autoridades “no actúan parejo” pues en otros mercados no instalaron filtros como en el centro, mientras que ellos sí obedecen las medidas que establece el municipio a través de la Dirección de Mercados.

Debido a que el pasado 9 de mayo el Ayuntamiento intentó implementar este filtro, pero los mismos locatarios lo impidieron, además de un enfrentamiento ocurrido un día antes entre inspectores municipales y vendedores ambulantes, la Guardia Nacional se presentó para resguardar los puntos de acceso ubicados sobre 1.ª Poniente, Calle Central y 1.ª Oriente sobre las avenidas 2.ª y 5.ª Sur.

Deja un comentario