• El órgano autónomo señaló a la dependencia estatal violación al derecho de acceso a la justicia de familiares de la joven, por lo que el asesino sigue libre.

ALFREDO P. y KARLA G./BITÁCORA SUR

Tuxtla Gutiérrez. – La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) emitió, el pasado 22 de febrero, la recomendación CEDH/02/2021-R a la Fiscalía General del Estado (FGE) por la violación al derecho de acceso a la justicia de familiares de Ruby Akemi, una joven de 28 años quien fue asesinada en marzo del 2011 en el municipio de Escuintla.

El organismo determinó que hubo inejecución de la orden de aprehensión y se acreditó la violación al derecho de acceso a la justicia, por lo que emitió la recomendación dirigida a Olaf Gómez Hernández, Fiscal General del Estado.

“En el caso se advirtió la violación al derecho de acceso a la justicia de los familiares en la modalidad de procuración de justicia, por inejecución de orden de aprehensión, en razón a que, han transcurrido más de nueve años desde que se giró orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado y el feminicida no haya sido capturado”; informó la CEDH en su comunicado.

Oficio de recomendación de la CEDH dirigido a Olaf Gómez Hernández, titular de la Fiscalía General del Estado.

En la recomendación de la CEDH dirigida al fiscal general indica que, el 25 de marzo de 2011, siete días después del crimen, el Juez Segundo Penal del Distrito Judicial de Tapachula, libró orden de aprehensión en contra del presunto feminicida, como probable responsable de la comisión del delito de ‘homicidio calificado’.

Sin embargo, fue hasta tres años después, el 27 de marzo de 2015, que la CEDH radicó de oficio la queja que dedujo de una nota periodística publicada el 25 de marzo de ese año, en la cual familiares denunciaron que, a cuatro años de la muerte de Ruby, “en Chiapas impera la impunidad cuando de feminicidios se trata. Que las autoridades responsables de procurar justicia siguen en deuda con la familia”.

La recomendación detalla una cronología en la que indica que el organismo emitió un aproximado de 11 informes de seguimiento del cumplimiento de mandato judicial aprehensorio y más de cuatro oficios recordatorios en los que se requiere la colaboración de 30 Estados de la República y la Ciudad de México, para el cumplimiento del mandato judicial.

El 18 de marzo de 2011, Ruby Akemi fue asesinada a puñaladas por su ex pareja sentimental, con quien procreo una hija, quien vio lo ocurrido. Foto: Facebook Justicia para Ruby

No obstante, pese a la orden de aprehensión, los recordatorios, las solicitudes y los informes que emitió la CEDH a través de la delegación Frontera-Costa a los centros de justicia, el probable responsable no ha sido detenido por desconocerse su paradero, cuando ya se le ha visto en parques y calles de algunos municipios.

Por lo anterior, la CEDH señala que “mientras no se ejecute el mandato judicial en su totalidad, se continúan vulnerando en agravio de las víctimas del delito, el derecho a una administración de justicia pronta, completa e imparcial, conforme al artículo 17 constitucional; así como, el derecho a la reparación del daño provocado por el imputado, en términos de lo dispuesto en el artículo 20, Apartado C, fracción IV, de la misma Carta Magna”.

Los hechos

La familia de Ruby Akemi proporcionó todos los datos a las autoridades de la FGE, nombre y fotografías del agresor Hermelindo “N”, presunto asesino de la joven, quien fue su expareja sentimental y con quien procrearon una hija; el tipo de vehículo en el que se dio a la fuga y detallaron que es originario del municipio de Villaflores, Chiapas, donde lo han sido visto.

Pese a la orden de aprehensión, los recordatorios, las solicitudes y los informes que emitió la CEDH, el probable responsable no ha sido detenido por desconocerse su paradero. Foto: Facebook Justicia para Ruby

Con base al relato que la hermana de Ruby dio a las autoridades, el feminicidio ocurrió en Escuintla, cuando el presunto responsable, después de herir al cuñado de Ruby, se dirigió hacia ella para apuñalearla frente a la hija que ambos procrearon.

Ruby le suplicó a su hermana que se llevará a su hija mientras Hermelindo “N” la apuñalaba frente a la niña. La hermana de Ruby y su esposo salieron con su sobrina; minutos después salió Hermelindo “N” cubierto en sangre y abordó su vehículo, un Volkswagen en color rojo para darse a la fuga.

 

Deja un comentario