Hay temor de algunos hacia lo inexplorado o de abrirse al diálogo: Iglesia

0
100
El obispado señala que la solidaridad, el cuidado del planeta, el diálogo y la construcción de paz son algunas acciones que tienen el potencial de convertirse en ejercicios conciliadores. / Foto: Alfredo Pacheco

-Los Obispos de México señalaron que se debe seguir en la búsqueda de caminos operativos para construir una cultura de la Paz en el país

Alfredo Pacheco / Bitácora Sur

Tuxtla Gutiérrez.- Hay temor de algunas personas hacia lo inexplorado o de abrirse al diálogo abierto sobre los temas complejos para dar voz a todo el pueblo, así lo indicó la Conferencia del Episcopado Mexicano en un mensaje tras su Asamblea Plenaria.

Monseñor Francisco Figueroa Cervantes, señaló que las comunidades en México aún padecen por la inseguridad y violencia que crece de manera exponencial en muchas zonas del país y que el reciente diálogo nacional por la paz, realizado en Puebla, les ha dado luces para la reflexión y la acción.

En ese sentido, dijo que como pueblo de Dios “Debemos seguir buscando caminos operativos para construir una cultura de la Paz”.

Por su parte, Monseñor Rogelio Cabrera López, ex Arzobispo de Tuxtla y actual presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano expuso que la solidaridad, el cuidado del planeta, el diálogo y la construcción de paz son algunas acciones que tienen el potencial de convertirse en ejercicios conciliadores pues nos convocan a caminar juntos.

“Una actitud sinodal que no solo es entre católicos, sino que como iglesia estamos llamados a vivir con todos los hombres de buena voluntad; aunque en algunos hay temores hacia lo inexplorado o de abrirse al diálogo abierto sobre temas complejos dando voz a todo el pueblo de dios, ponemos nuestra confianza en el espíritu santo que guía la Iglesia” sostuvo.

Cabrera López, agregó que los obispos de Mexico han reflexionado sobre el momento histórico que se vive actualmente y que le piden luces a Dios para poder responder adecuadamente a estos desafíos.

Asimismo, indicó que la mirada pastoral se dirige primeramente a las personas que han sufrido las consecuencias del huracán Otis, el cual azotó principalmente las costas de Guerrero.

“No podemos medir el sufrimiento de tantas personas que perdieron algún ser querido, su casa, su trabajo, sus bienes materiales y sobre todo, nos duele que tendrán que enfrentar un largo período de reconstrucción, les manifiesto en nombre de mis hermanos nuestra cercanía con la ayuda solidaria de nuestras iglesias locales de México que seguirán haciendo en favor de ustedes”, dijo para finalizar.

Deja un comentario