Jubilados de la UNACH denuncian presunto fraude inmobiliario

0
70
El empresario solo hizo dos pagos por un total de 37 millones de los 211 acordados por la compra-venta del predio. / Foto: Cortesía

-Señalan a empresario por no pagar terreno a los legítimos propietarios y falsear actas

Alfredo Pacheco / Bitácora Sur

Tuxtla Gutiérrez.- Jubilados de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) denunciaron ante los medios al empresario Rodolfo Granda Sánchez por un probable fraude inmobiliario.

Marbella Arriaga, afectada y vocera del grupo detalló que en el año de 1983, un grupo de 328 trabajadores de la UNACH, adquirieron, a través del Sindicato de Trabajadores Administrativos de la UNACH (STAUNACH), un predio de más de 37 hectáreas, localizado a un costado de donde actualmente se ubican las Torres Ka’an pues pensaban construir un desarrollo de viviendas.

Agregó que en 2008, el entonces Secretario General del STAUNACH, Omar Flores, enajenó indebidamente el predio con una constructora por la cantidad de 25 millones de pesos, a través de un Notario de Córdova Veracruz.

Indicó que no fue sino hasta el 2010 que los legítimos propietarios iniciaron una demanda para recuperar el predio lo cual se consiguió años después, aunque en el litigio perdieron 7 hectáreas del área total que poseían.

Posteriormente, se integró un nuevo comité conformado por María Eugenia Villatoro Parada, Eradio Zavala de Los Santos, José Cutberto Parada Cortés, Ricardo Camacho Ruiz y José Ramiro Culebro Sosa, el cual en una asamblea acordó vender el predio para que los agremiados recuperaran su inversión.

De esta manera el nuevo comité tuvo las negociaciones para la compra – venta del predio por 211 millones de pesos con el empresario Rodolfo Granda Sánchez, propietario de ICE Promotora Habitacional, con quien se creó un fideicomiso, a través de ACTINVER Banco.

Marbella precisó que en dicho fideicomiso se estipuló un calendario de pagos de los cuales Granda Sánchez sólo realizó los dos, el primero por 25 millones y el segundo por 12 millones, es decir 37 millones del total acordado.

“Desde el segundo pago el comité directivo de nuestra asociación no volvió a convocar a ninguna asamblea por lo que recurrimos al Registro Público de la Propiedad para recabar información de lo acordado por nuestro comité directivo habiendo encontrado una serie de acuerdos celebrados entre el comité y Rodolfo Granda Sánchez”, expuso.

Ante esta situación, en 2020 entablaron una demanda legal para solicitar al comité directivo de la asociación rinda cuentas del fideicomiso, sin embargo, hasta la fecha los jueces no dictan sentencia, por lo que presuponen hay un tráfico de influencias o corrupción pues suponen que se falsearon las actas de asamblea.

Añadió que en 2023 entablaron una nueva demanda, para que se haga justicia en este caso, en donde los hoy jubilados han sido estafados en diferentes ocasiones por personas sin escrúpulos y hacen un llamado a las autoridades, para atender esta problemática.

Deja un comentario